Noticias

Aikido y Bullying

AIKIDO, UNA ALTERNATIVA EFICAZ CONTRA EL BULLYING.

¿Qué es el Bullying? El bullying es el maltrato físico y/o psicológico deliberado y continuado que recibe un niño/a por parte de otro/a u otros/as, que se comportan con él/ella cruelmente, con el objetivo de someterlo/a y asustarlo/a, con vistas a obtener algún resultado favorable para los acosadores/as o simplemente a satisfacer la necesidad de agredir y destruir que éstos suelen presentar (1).
  • La primera característica que podemos extraer es que el bullying no tiene género. Puede ser cometido por niños o niñas o ambos a la vez.
  • La segunda característica es que es un daño deliberado que se inicia con burlas y puede acabar con maltrato físico.
  • La tercera característica es que es continuado, provocando graves secuelas en la víctima.
El bullying puede ser de varios tipos: físico, verbal, psicológico y social, sexual y ciberbullying, y las consecuencias para la víctima son: baja autoestima, actitudes pasivas, trastornos emocionales, problemas psicosomáticos, depresión, ansiedad y/o pensamientos suicidas, en el peor de los casos.

El bullying no es algo nuevo. Yo mismo lo sufrí cuando tenía 10 años. Mi acosador, un compañero del colegio, consiguió intimidarme de tal forma que no fui capaz de reaccionar a sus agresiones durante un tiempo, e incluso una vez llegó a buscarme en mi barrio. Desgraciadamente para mí, en aquellos tiempos no practicaba ningún arte marcial que me diera la autoestima suficiente para repeler sus ataques. Sin embargo reaccioné y llegué a la conclusión que seguramente recibiría los golpes que me propinaba pero también se llevaría alguno mío. Y le planté cara y funcionó y nunca más volvió a meterse conmigo.

No quiero decir con esto que ante la violencia tenga que haber necesariamente más violencia y aquí es donde entra el Aikido, ya que es un Arte Marcial no violento y se erige como una alternativa real al conflicto y la agresión, mejorando la autodefensa y el respeto al contrario, no buscando hacer daño sin más.

La mejor batalla es aquella que no se produce, pero si no puedes evitarla, lo mejor es salir airoso de ella.

El Aikido es un arte marcial eminentemente defensivo, aunque en su práctica y entrenamiento uno debe de hacer de atacante (Uke) y otro de receptor del ataque (Tori). Aunque se trate de un combate, como receptor del ataque (Tori) debes de centrarte en integrar la energía del atacante que viene hacia ti (Ki), captando la intención del ataque e integrándola en tu centro (Hara) para, a su vez, dirigir al atacante en una proyección o caída, o bien con una inmovilización, control o luxación.

A pesar de lo anterior, Aikido no es un deporte que busque la competición, es más, no hay competiciones como en otras Artes Marciales. Busca la perfección física, y mental mediante la auto-reflexión, y la práctica continua. En palabras de nuestro maestro Yasunari Kitaura (Introductor en España de la enseñanza del Aikido):

“El Aikido va definiendo tu idea de la vida y tu trato con los prójimos. Es algo positivo. Esto no es anulación de ti mismo, al contrario, afirma tu voluntad y tu ser” (2)

La práctica de Aikido no excluye a nadie en función de la edad o de su condición física o de su sexo, por lo que se puede practicar en función de las posibilidades de cada cual, aunque será la práctica continua la que interiorice su aprendizaje. Fomenta, entre otros valores, el autocontrol, la disciplina, el respeto al prójimo, la honestidad, la camaradería, la seguridad en uno mismo, y en definitiva, la salud física y mental.
 

RC.

AIKIDO VALENCIA.

 

BIBLIOGRAFÍA Y NOTAS:
Las fotografías proceden de Pixabay y aikidovalencia.acva