Noticias

Exámenes de grado A.C.V.A.

El pasado mes de junio tuvimos exámenes de kyus y danes en ACVA. Estas son las impresiones de los que se examinaron. 
¿Qué es el Aikido?
Ai: Unión, armonía, coordinación.
Ki: Energía vital, espíritu.
Do: Método, vía, camino.
Su característica fundamental es la búsqueda de la neutralización del adversario, dando lugar a la derrota sin necesidad de dañarle, es por ello que el Aikido busca formar a sus practicantes como promotores de la paz.

Como alumna de este elegante y tradicional arte marcial, supuso una gran emoción el pasado mes de junio de recibir mi primer dan, después de siete años de enseñanza a los cuales quiero seguir sumando conocimientos y perfección. A nivel personal puedo decir que practicar Aikido me aporta serenidad, encontrándome mejor física y mentalmente.

Raquel, 1er Dan

 

Un pequeño paso más en este método de unificación como dice el Maestro Kitaura. Un paso que aunque parezca corto, no lo es, los exámenes aportan confianza en uno mismo. Atrás quedan muchas horas de clases, muchos compañeros volcados en ti para intentar transmitir cada enseñanza que ellos han aprendido en todos estos años. Al final elegimos el Aikido como nuestra manera de ser personas, y como aikidoka me siento orgulloso de seguir cada día.

Miguel, 1er Kyu

 

Son muchas las virtudes del Aikido, pero de entre todas me gustaría destacar dos: la actitud a aprender, a mejorar, al trabajo en el tatami, ya sea de uke o de tori, y por otro la constancia, que nos permite superarnos día a día. Y el fruto de estas dos virtudes, entre otras, ha sido la obtención del primer dan de Aikido. Y este reconocimiento ha supuesto un gran paso para mí y un pequeño paso hacia el aprendizaje de este maravilloso Arte Marcial. Mi mayor reconocimiento a mis instructores, a lo largo de estos años de aprendizaje y a todos los compañeros que me hacen mejorar como practicante y por otro lado como persona. A todos vosotros ¡¡¡GRACIAS!!!

Roque, 1er Dan

 

Pasar por un examen siempre es complicado, los nervios y el deseo de que salga bien siempre te lleva a un nivel de auto exigencia mayor que el de la práctica habitual. No obstante, desde mi punto de vista, este no debe ser el fin sino una consecuencia más de la práctica diaria. El día a día en el tatami con los compañeros y compañeras, así como la asistencia a los cursos del Maestro Kitaura, es donde realmente se ve reflejado el nivel de cada uno y una, ya que sales de tu zona de confort al practicar con otros aikidokas. Sin embargo, el hecho de examinarte, a mi parecer, es positivo ya que te plantea un reto personal y es un aliciente más para continuar con este método de unificación que es el Aikido.

Sandra, 2º Dan

 

El aikido es infinito.

Esta breve afirmación fue la que me más me llamó la atención cuando empecé a entrenar en este noble arte. Es infinito su entrenamiento, su aprendizaje, sus detalles, las cualidades adquiridas con su práctica, la bondad de los compañeros, la paciencia de los instructores, sus conceptos…

Para mí ha supuesto un desafío personal del cual no me puedo sentir más orgulloso. Virtudes como la concentración, la humildad, la etiqueta, la elegancia, el respeto, el protocolo, la actitud, el decoro, y tantas otras, han sido para mí un espejo donde verme reflejado.

No diré que ha sido fácil ni gratuito, pero sí que me ha enseñado un camino para ir por la vida siendo una persona más integra.

Me ha emocionado profundamente ver reconocido tanto esfuerzo cuando me han otorgado el primer Dan por el cual no puedo más que sentir un gran agradecimiento a todos mis instructores y compañeros que me han ayudado a obtenerlo, además de orgullo y un nuevo compromiso: el firme propósito de lucirlo con honor.

Víctor, 1er Dan

 

Obtener el primer dan el pasado junio fue un paso más de un camino que por lo que veo no tiene fin... Cuantos más pasos das, te das cuenta que más te quedan. La verdad es que se ha hecho corto desde que empecé, señal de que se hace con gusto y diversión.

Manolo, 1er Dan